Ficha de partido: 06.11.2008: Valencia CF 1 - 1 FC Copenhague

Ficha de partido

Valencia CF
Valencia CF
1 - 1
FC Copenhague
FC Copenhague

Equipos titulares

Timeline del partido

escudo local
Inicio del partido
0'
escudo visitante
Descanso
45'
Juan MataHugo Viana
56'
Fernando MorientesAsist: Edu Gaspar
60'
SionkoThomas Kristensen
62'
Manuel FernandesRubén Baraja
65'
David VillaFernando Morientes
71'
César Santin
82'
WürtzCésar Santin
84'
NordstrandAilton Almeida
87'
Zdenek Pospech
90'
Final del partido
91'

Estadio



Nombre: Mestalla
Aforo: 55.000 espectadores
Ubicación: Valencia (Valencia) 
Inauguración: 20/05/1923

Rival: FC Copenhague

Records vs FC Copenhague

Máximo goleador: Fernando Morientes (1 goles)
Goleador rival: César Santin (1 goles)
Más partidos: Miguel Brito (1 partidos)
Mayor victoria: Ninguna
Mayor derrota: Ninguna
Más repetido: 1-1 (1 veces)

Crónica

El Valencia no pudo pasar del empate a uno en Mestalla ante el Copenhague en el primer partido de la fase de grupos de la Copa de la UEFA. El equipo de Unai Emery se mostró muy débil y apenas creó ocasiones de gol. Un gol aislado de Morientes en la segunda parte parecía que sería suficiente pero un gran despiste en defensa servía a los daneses para poner la igualada a falta de pocos minutos para el final. Primer partido y primer tropiezo del equipo valencianista que pecó en exceso de confianza.

El equipo de Unai Emery se presentaba en Mestalla con la ocasión de oro para poder desquitarse de la última y única derrota liguera ante el Racing de Santander. El rival era asequible. El Copenhague no debía entrañar muchos problemas para un equipo que está llamado a ser el líder del grupo G de la Copa de la UEFA. Con este objetivo comenzaba el partido con unos valencianistas que pronto se ponían el mono de trabajo.

A los pocos minutos del inicio del partido, el Valencia gozó de la que sería ocasión más clara de la primera parte tras un buen centro de Miguel que era cabeceado por Edu y el balón se estrellaba en el larguero danés. Sin embargo, el claro dominio del partido del equipo español no arrugó a los daneses, que eran conscientes de que su mayor peligro llegaría al contragolpe.

Y, en uno de ellos, llegó la ocasión más clara para el Copenhague. Ailton Almeida recogía un balón en el centro del campo y se marchaba totalmente solo hasta el área valencianistam zafándose de sus rivales para después mandar el balón por encima de Renan. El esférico se marchaba por encima de la portería local ante los suspiros de un graderío que hoy brillaba por su poca asistencia.

Tras el descanso, el Valencia tenía que confirmar su condición de claro favorito y se puso manos a la obra. A los pocos minutos de la reanudación, Hugo Viana cedió su puesto a Mata para intentar crear más peligro. Y, tan sólo unos minutos más tarde, llegaba el gol. Un centro desde la banda izquierda de Vicente era controlado por Edu en la frontal del área. El centrocampista chutaba de forma discreta pero el rechace del portero era aprovechado por Morientes. El delantero, muy atento en el segundo palo, abría el marcador de un espeso partido y levantaba de sus sillas a unos aficionados que comenzaban a impacientarse.

Más tarde llegaría el cambio de Morientes por Villa. Emery quería sentenciar el choque apostando por más ataque en lugar de más defensa. Pero le salió mal. Salvo alguna acción de Mata, el Valencia se relajó en exceso y lo pagó muy caro. Tanto que, a falta de poco más cinco minutos para el final del encuentro, un inofensivo saque de banda se materializó en el empate. El despiste de la defensa valencianista dejó totalmente solo a Santin, que únicamente tuvo que empujar el balón casi en la línea de gol. De nada sirvieron las quejas de los jugadores locales hacia el colegiado por una posible falta sobre Del Horno.

Y es que el exceso de confizana en creerse muy superior al rival se paga caro. Es lo que ha pasado a los equipos españoles esta semana en competiciones europeas, donde ninguno de los nuestros ha conseguido ganar. Tras la derrota ante el Racing, Emery ya tiene preparada otra charla con los suyos para intentar hacerles ver que el tópico es cierto: no hay rival pequeño. Y si no que se lo digan a la afición de Mestalla, que despidió al equipo entre pitos...